Relanzamiento de Banco Cuscatlan

Relanzamiento de Banco Cuscatlan

En el año 2008, CitiBank anunciaba la compra de Banco Cuscatlan de El Salvador. A partir de ese momento, dejó de existir una marca que tenía un alto posicionamiento en el mercado y que había logrado diferenciarse en la banca por el servicio al ciiente. Gracias a esto, Banco Cuscatlán se distinguía como uno de los bancos más reconocidos en el país.

8 años después, Grupo Terra anuncia la compra de CitiBank El Salvador y anticipa el relanzamiento de la marca Cuscatlán. Una marca inactiva publicitariamente durante 8 años, pero que por su posicionamiento sigue presente en la mente del consumidor.

Traer una marca nuevamente al mercado, es emocionante pero también requiere mucho análisis. Por las siguientes 5 razones, considero que en este caso será un éxito:

  1. En el momento que la marca sale del mercado en el año 2008, contaba con un reconocimiento positivo, principalmente por el servicio personal que recibían sus clientes
  2. El cambio con CitiBank fue muy fuerte para clientes de Banco Cuscatlán, ya que la cultura de servicio al cliente era muy diferente, lo que generó un efecto de “añorar” la marca de Banco Cuscatlán
  3. La publicidad de Banco Cuscatlán siempre fue aspiracional, por lo cual, el estatus que proyectaba la imagen de marca se puede seguir aprovechando en la nueva estrategia de publicidad
  4. La publicidad siempre fue cercana a los salvadoreños, patrocinando la selección nacional y con mensajes nacionalistas. En esta nueva etapa el banco solo existirá en El Salvador, por lo cual, nuevamente esa línea de comunicación, si es retomada, dará resultados inmediatos
  5. No se debe invertir en reconocimiento de marca, la inversión publicitaria estará más orientada a informar, lo que permitirá ahorros en la inversión y concentración del mensaje en las emociones

El grupo ha realizado una buena decisión con el nombre, seguiremos de cerca el relanzamiento de esta marca.

¿Que significa el nuevo logo de Banco Cuscatlan?

La vieja marca fue rescatada del baúl de la recordación del mercado, donde el nombre Cuscatlan sigue presente, pese a su evolución a especie transnacional. José Luna, presidente del banco, informó que el nivel de aceptación al adoptar el nombre se debe a los valores que la marca no ha dejado de tener, pese a sus 10 años de ausencia: servicio, innovación y solución.

Luego, la construcción del logo se concibió como una evolución de la cara del jaguar a un círculo que representara simultáneamente la solidez de una moneda, la calidez de un sol y el compromiso de un anillo.

“Se trata de una fusión de elementos que genera la evolución de la marca”, comparó Luna.

Ahora, Banco Cuscatlán planea rescatar parte del territorio perdido en su nueva  etapa evolucionista.

Fuente: Diario de Hoy, Expansión

Leave a Comment